El papel de la ciudadanía en la promoción de la Ética Pública

El día de 12 de febrero de 2020, Alejandra Wade Villanueva, directora del Consejo Cívico de Coahuila, fue invitada como ponente al Foro de Ética Pública, organizado por ICMA-ML y USAID en las instalaciones de la Universidad Autónoma del Noreste, en la ciudad de Saltillo.

En su mensaje, la C.P. Alejandra Wade destacó la importancia de seguir impulsando un contexto social ético a través de la participación ciudadana en los asuntos públicos: fomentar el involucramiento de la ciudadanía implica llevar a cabo acciones ciudadanas de control y monitoreo del desempeño de las administraciones públicas, y finalmente cambiar nuestros propios hábitos hacia acciones que puedan beneficiar a la comunidad, en lugar de resultar en alguna utilidad solo para ciertos individuos.

La falta de confianza crónica en las instituciones públicas nos impulsa a trabajar hacia la formación de buenas y más eficientes instituciones, proponiendo la generación de procesos transparentes de contratación en puestos públicos, la generación de normas, códigos y procesos a través de iniciativas que involucren a la ciudadanía, y el desempeño de funciones en la pública administración de manera integra, que cumpla con el mandato ético de los funcionarios de gobierno.

Por lo tanto, resulta ser tarea de las y los ciudadanos vigilar que las administraciones públicas cumplan con sus funciones, proponer acciones que mejoren el desempeño de las administraciones públicas, y finalmente sancionar aquellas acciones que resultan ser contrarias a los principios establecidos para el ejercicio de la función pública: el correcto ejercicio de los recursos, así como acciones que garanticen una real transparencia y una efectiva rendición de cuentas, empiezan con la ciudadanía exigiendo que esta se lleve a cabo, y debene de culminar en la instalación de prácticas institucionales de las administraciones públicas.

Se necesita entonces impulsar la creación de servicios profesionales de carrera, definiendo perfiles claros que garanticen que la persona seleccionada cuente con las capacidades profesionales para el desempeño de sus funciones; asimismo, es crucial garantizar que los organos de control, tanto externos como internos, sean autónomos e independientes, y que cuenten ellos mismos con procedimientos para que se transparenten sus actividades.

Todas, todos tenemos el interés legítimo a las afectaciones de la corrupción. La verdadera Transformación en Mexico está en la voz y participacion de la ciudadanía: #Éticamente, trabajando para la construcción de un México mejor.